TRATAMIENTO DE LA ROSÁCEA

La rosácea es una afección crónica de la piel que afecta a los vasos de la cara y cuyos síntomas incluyen enrojecimiento, ardor e irritación. Gracias a los últimos avances en medios diagnósticos y en tecnología láser, podemos hoy en día tratar con éxito, de forma rápida y segura, los vasos de pequeño y mediano calibre, tanto superficiales como profundos, asociados a la rosácea.

Diagnóstico
Hoy en día sabemos que existen varios factores que influyen en la aparición y desarrollo de la rosácea como la genética, la exposición solar, los factores hormonales, ciertos medicamentos, así como el color y el tipo de piel. La valoración médica personalizada es imprescindible para escoger el tratamiento adecuado para cada paciente.


TRATAMIENTOS