TECNOLOGÍA IPL

(LUZ PULSADA INTENSA)

La tecnología IPL soluciona de una forma rápida y sencilla las alteraciones cutáneas causadas por el crono y fotoenvejecimiento en tu rostro, cuello, escote, manos…, devolviendo luminosidad y tersura a tu piel.

¿Qué es la Luz pulsada intensa? ¿Cómo funciona?

La luz intensa pulsada o IPL (del inglés “Intense Pulsed Light”) elimina las huellas que los años, el estrés, y sobre todo, el sol, dejan en la piel, proporcionando un rejuvenecimiento global y uniforme del rostro, cuello, escote e incluso manos.
La luz intensa pulsada emite una banda ancha de luz que permite tratar varios objetivos a la vez, manchas pigmentadas, venitas o textura cutánea rugosa y así mejorar globalmente la calidad de la piel al estimular la formación de colágeno. La energía de la luz actúa en las capas más profundas para mejorar gradualmente la tonalidad y textura de la piel, eliminar las manchas, rojeces, poros dilatados, arrugas finas y dar luminosidad.

¿Qué cuidados debo tener después de la sesión del tratamiento?

La recuperación a la vida normal es inmediata, y tan sólo hay que tener la precaución de usar un tratamiento cosmético adecuado (cremas regeneradoras, fotoprotectores solares) y evitar la sobreexposición solar las primeras 48-72 horas.
En los casos de tratamiento de lesiones pigmentarias, pueden aparecer pequeñas “costritas” que se irán eliminando con ayuda de cremas hidratantes en los días posteriores al tratamiento.

¿Cómo es una sesión del tratamiento con la tecnología IPL?

En una primera consulta haremos una historia clínica precisa, así como un detallado diagnóstico de la piel a tratar. Valoraremos todas las lesiones pigmentarias, textura y calibre de poros, dilataciones vasculares, grado de elasticidad cutánea…, para determinar un adecuado programa de tratamiento.
El tratamiento se puede realizar en cualquier época del año, ya que la recuperación es rápida. Una sesión dura aproximadamente 20-40 minutos y consta de:

• Higiene facial y toma de fotografías de las zonas de tratamiento.

• Desinfección de la zona de tratamiento.

• Normalmente no requiere del uso de anestesia previa ya que es un tratamiento tolerable.

• Aplicación de una fina capa de un gel conductor y ejecución del programa de tratamiento diseñado por el equipo médico previamente, por las zonas seleccionadas.

• Limpieza del gel conductor y aplicación de tratamiento tópico (mascarillas frías regeneradoras dermoepidérmicas, descongestivas, fotoprotección solar…).

• Entrega de pautas de cuidado domiciliario y cita para la revisión pertinente.



¿Cuándo son visibles los resultados y cuánto duran?

Los efectos son visibles desde la primera sesión, con una disminución de las lesiones pigmentadas y mejoría de la calidad de la piel, y durando los mismos en función de los cuidados y mantenimiento que se realicen después de un tratamiento.

¿Cuántas sesiones se recomiendan y con qué frecuencia? ?

Se recomiendan de 2 a 3 sesiones con un intervalo de 4 a 6 semanas entre las mismas para la obtención de unos resultados óptimos. No obstante, tu equipo médico te asesorará sobre las necesidades específicas de cada persona.



¿Existe alguna contraindicación médica?

Se realiza una completa historia médica en la primera consulta para analizar posibles contraindicaciones y situaciones especiales de cada paciente, pero como contraindicaciones absolutas tenemos:

• Personas que toman medicamentos fotosensibles.

• Exposición solar previa al tratamiento sin fotoprotección.

• Antecedentes de cicatrización anómala (queloides, cicatriz hipertrófica…).

• Embarazadas y menores de edad (se valorará cada caso y con autorización familiar).

• Patología psiquiátrica grave.

• Expectativas no reales del tratamiento.

• Enfermedad infecciosa y/o heridas en la zona de tratamiento.

• Enfermedad pre o neoplásica activa.